Energía Transformadora

Hoy es el “Día Mundial del Refugiado”. En 2001, con motivo del 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, la Asamblea General de Naciones Unidas designó el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado para recordar a millones de personas, migrantes forzadas, desarraigadas en todo el mundo. ¿Sabían que las cifras de migrantes forzados mundiales superan a las que se dieron en la II Guerra Mundial?, ¿Es lícito llamar Refugiada a las personas Migrantes forzadas a las que no damos el obligado apoyo?. Aunque se puede cuestionar la relevancia de este tipo de “días mundiales”, lo cierto es que, al menos, nos sirve para visibilizar y generar debate en torno a la cuestión entre la opinión pública.

Desde nuestra Asociación (Reciproka Subteno – Apoyo Mutuo), consideramos imprescindible esta visibilización que debe ser argumentada y, por ello, durante los últimos meses hemos tenido la oportunidad de poder narrar la situación desde nuestra experiencia griega, realizando una labor divulgativa entre el alumnado de primaria y secundaria de Hermigua y La Villa ,durante el presente curso. Una experiencia lleva a la otra y haber entrado en las aulas con esta narración ha sido impresionante pues nos hemos encontrado con una juventud extraordinariamente preparada interiormente para afrontar esta realidad, este presente. Nos ha sorprendido la madurez y la fuerza filosófica que emanaban de muchas de las cuestiones que nos planteaban, apartados de las frases hechas o lo políticamente correcto y ceñidos a la solidaridad intrínseca al ser humano… y estoy hablando de niñas y niños que en algunos casos no alcanzaban la decena de años y que ponían el foco sobre cuestiones esenciales de la realidad de la migración forzada, con la lucidez y la fuerza de la ingenuidad. ¿No será que tenemos que recuperar esa ingenuidad para abordar los problemas de la complejidad?.

Pero no solo aprendimos esas lecciones filosóficas del joven alumnado de La Gomera, además nos regalaron una metáfora de la física solidaria basada en las Leyes de la termodinámica (que es donde mas claramente confluye la filosofía y la ciencia física). Dice su primera Ley: “La energía no se crea ni se destruye, solo cambia de forma o se transfiere de un objeto a otro”. La energía desarrollada en La Gomera durante las “Carreras Solidarias” por las alumnas y alumnos de CEIP de San Sebastián, se transformaron (como herramienta eventual) en euros que, a su vez, se está transformando en un lugar lejano y poco conocido (cercanías de Belgrado, Monte Gugugú junto a la valla de la ignominia, campo de refugiados de Ioannina…) en comida, cama, techo, abrigo, espacio digno, transporte, comunicación, cierto grado de seguridad, cierto intento de justicia, etc. que a su vez seguirá transformándose indefinidamente (alegría, agradecimiento, sentimiento de humanidad…).

foto corriendo -> foto cheque -> foto acción de apoyo ->

Reciproka Subteno no acepta ningún tipo de subvención o donación de instituciones públicas o privadas para llevar a cabo sus ‘Acciones de Apoyo’, pero recibimos con un sentimiento de orgullo y responsabilidad el mandato de estos jóvenes para ejecutar en acciones concretas la energía generada por ellos en esas “carreras solidarias”. Por ello, anticipamos en un día como hoy que cada paso dado en esa carrera, que después se transformó en una herramienta intermediaria (2400 euros), está llegando, transformado nuevamente en forma de “Apoyo”, psicosocial y material, a familias y personas refugiadas en tránsito -cuyos derechos no están siendo reconocidos por los Gobiernos europeos-, que tendrán un techo y una cama digna, un plato caliente en las frías noches, un espacio lúdico para la infancia donde vivir un presente… se transformará en; en definitiva, se convertirá en procurar normalidad a la vida de quienes se les robó la posibilidad de la rutina diaria de una vida arraigada en sus contextos culturales y familiares.

Un día como hoy tiene como protagonistas a las personas migrantes forzadas… y también a las jóvenes y los jóvenes de La Gomera que con ellas van.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *