Drama, Resilencia y Somatización

Somatización

Ese dolor puede ser un glaucoma, tienes que tratártelo urgentemente”. Me lo dice con preocupación María, una médico voluntaria española que atiende a refugiados y migrantes en el histórico puerto de El Pireo, en Atenas.

Estaba preparado para afrontar psicológicamente el dolor, el trauma y el sinsentido. Al fin y al cabo entrené para ello, forma parte de mi profesión. Pero parece que mi cuerpo no opina lo mismo, la vista no acepta lo que ve y se niega a seguir constatándolo. El software puede seguir procesando, pero el hardware no quiere seguir recogiendo datos que ya son redundantes e inasumibles.

Resilencia

La Psicología ha importado de la ingeniería algunos términos, como Estrés y Sinergia. Otra importación ha sido el constructo de Resilencia. En su acepción técnica, se habla de capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que ha estado sometido. Los psicólogos nos lo apropiamos con el significado de capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado de situación adversos. Existen muchos casos famosos de resilencia en la historia, pero en estos días he conocido centenares de resilentes anónimos. ¿Cuándo cesará “la perturbación a la que están siendo sometidos”?, ¿Volverán realmente a su “estado inicial”?. ¿Volveremos los voluntarios a nuestro “estado inicial”?. Preguntas sin respuesta clara.

Drama

Voy a intentar hacer algo, pero lo veo complicado”. Es el mensaje que recibimos de un eurodiputado al que hemos pedido ayuda y al que, sin duda, respeto y seguiré respetando porque me consta su esfuerzo y empeño personal por señalar y visibilizar las injusticias con distintos pueblos, que denuncia ingerencias o pasividades europeas… lo suyo no es postureo pues arriesga el físico. Comparto su visión y en ocasiones nos expresamos con las mismas palabras, en franca sintonía. Si él no ha podido, es que no se puede. ¿Pero tenemos que aceptarlo?. ¿De qué nos sirve entonces llegar a las instituciones?. Le llamamos avisando de la creación en las afueras de la ciudad de Drama de uno de los nuevos puntos de concentración de migrantes forzados en la península griega, a donde les han llevado engañados después de que estos hubieran comprado su billete de barco mas autocar, desde Lesvos, pasando por Kavala, hacia Idomeni, la frontera con Macedonia; esta vez, con el orgullo de compartir el ferry con los acomodados europeos hacia el destino elegido. No debían nada a nadie, sólo a su propio esfuerzo. Pero les desviaron, sin consulta, a Drama. Nuevamente manipulados, engañados, estafados.

Contaba Eduardo Galeano que una de las cárceles más importantes en la represión de la dictadura uruguaya se llamaba ‘Libertad’. Oxímoron dolorosamente disonante, que busca esquivar la realidad de la tortura y la muerte pero que, con efecto paradógico, las realzaba y reafirmaba.

En el caso del Campo de Concentración de Drama, no existe oxímoron posible. Y es un drama que sigue desde ese día hasta hoy, atrapando a miles de personas que pierden día a día la esperanza y esa sonrisa que creíamos imperturbable.

petra_laszlo_caricatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *